Y todo pasa tan despacio, que parece que la tierra se ha parado, en un lugar lejos de todo lo que puedas pensar, en el que nada es necesario si tú no estás. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía