Y es que para comprenderlo es necesario vivirlo. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía