Y entonces tenía 15 años cuando pensaba que el amor era una estupidez que volvía a los inteligentes tontos y a los tontos los dejaba como estaban. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía