Te echo de menos y a veces me avisa el reloj del que el tiempo se me escapa todavía te debo, lo siento, unas cuentas palabras. Te echo de menos igual que hasta tu algunas veces me echas en falta esa risa, la prisa, este miedo y estás noches que nunca se acaban. Extraño la torpeza de tus labios y es que te extraño varias veces al año.   

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía