Quédate un minuto hablemos de otra cosa que no sea de amor, no quiero hablar de nada de lo que pasa, hablando claro me siento perdido. Se que para ti no es fácil mirarme a la cara pero así es la vida muchas veces cuando el hombre ama lastima y hoy me ha tocado amar y lastimarte. Y me voy, adiós, ya me voy, lo siento mucho y sufriré, mucho más que tú yo lloraré. LLoraré y llorarás, llorará y lloraré y pagaré con cada lágrima mi engaño y por hacerte tanto daño, lloraré. 
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía