Sé que te hecho daño y aunque piensas que fui un cabrón lo siento de corazón sabes que esa no fue mi intención, yo tan solo quería por un momento poder verte, no podía aceptar la idea de perderte. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía