Porque este sitio está lleno de noches sin arte, de abrazos vacíos de mundos aparte, de hielo en los ojos, de miedo a encontrarse, de huecos, de rotos, de ganas de odiarse. Ya lo llevo sintiendo, me quedo sin aire, la estrella ha caído, se muere, se parte. Somos un infierno sostenido por el miedo a equivocarnos.      

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía