Nunca lo imaginé así, creía que te conocía, que sabía como eras, que podía contar contigo, que no me ibas a fallar cuando prometías volver a vernos pronto. No encuentro a ese chico valiente que yo conocí un simple día, que era capaz de hacer cualquier cosa por proteger a quien más quería, aquel con el que se podía hablar y en ningún momento tenía pensado dejar a sus amigos de lado, no permitiría jamás eso, aquel que sabía pedir perdón y que no se olvidaba de las cosas importantes, que te daba infinitos abrazos con tal de verte sonreír. Donde está aquel que decía que era su mejor amiga, que pasara lo que pasara nunca se iba a olvidar de mi, que me quería y me pedía simples besos porque le encantaban, el que pensaba que lo poco que habíamos vivido juntos había sido único y especial para ambos... no entiendo porque ha cambiado tanto, ojalá algún día se de cuenta antes de que haya perdido demasiado, le he dicho millones de veces que sobretodo sea él mismo, pero cada día lo es menos... 
Ahora te estas perdiendo tu solo, tu valentía se resbala entre palabras que escondes por simple miedo, tus promesas desaparecen, dejas lo importante para después hasta que se te olvida, tus amigos te necesitan pero no te das cuenta y sigues igual, tus palabras se las lleva el viento y haces esperar demasiado, tanto que te das por vencido.
Posdata te quiero. 
   

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía