Como cuesta levantarse cuando llega ese momento en que has perdido, que por fin, te has dado cuenta de que todo terminó, que ya nada es como antes que solo queda el vacío donde siempre se palpaba el sentimiento. Éramos inseparables, ahora estamos tan distantes, las palabras, el viento se las llevó. Sin ti me muero, me puede el miedo, me siento solo, te echo de menos. Sin ti me muero y siento por dentro que nunca seremos dos.  Que solo quiero olvidarte, que cada uno pueda seguir su camino, recoger todos los trozos del amor que se rompió. Porque fui un ignorante por pensar que todo es mío y ahora me alimento de recuerdos.
  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía