Cada abrazo que regalo es un te quiero a mi manera. Todo el tiempo que gasté queriéndote ahora lo paso olvidándote. Que la gente que te hace sufrir no sabe lo que quiere. Y cuando más lo necesitamos siempre aparece ese mejor amigo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía