A pesar de la distancia quien la sigue la consigue, déjame decirte: buenos días princesa. 
Júrame que me quieres, prométeme que me esperarás por siempre, que todo lo que sientes será eterno, que el miedo ya no vuelve, que sepas que nunca vas a perderme, que tu eres niña lo mejor que tengo y que sueño con verte en un futuro aquí a mi lado.  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía