Ni me escondo ni me atrevo, ni me escapo ni te espero, hago todo lo que puedo para que estemos juntos. Cada vez me importan menos los que piensa que no es bueno que haga todo lo que puedo para que estemos juntos. Medicina alternativa, tu saliva en mi saliva. 
Ni me miras, ni te quiero, ni te escucho ni te creo pero siento que me muero cuando os veo juntos, cada vez me importas menos o eso digo cuando debo, o que sienta que me muero cuando os ve juntos. Medicina alternativa, tú saliva en mi saliva. 
La mitad de lo que hemos vivido, hace más ruido que el ruido de un cañón. Y un corazón de hielo herido se ha derretido en su colchón. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía