Y es que a pesar de todo lo sucedido parece que todo este bien, que sea normal y es que en realidad en la vida había visto algo así tan subrealista, nunca había vivido una historia así, tan diferente, quizá sea una experiencia más de la que debo aprender, no lo se. Siento que hay días que me cuesta sonreír simplemente porque te echo de menos y necesito una simple muestra de afecto tuya, a veces todo me agobia y solo necesito algo de comprensión en ti que me ayude, pero es tan difícil, que me canso, me hundo y todo me parece muy absurdo, incluso el esconderme simplemente por quererte, quizá deba escuchar a los demás ya por una vez o no, y seguir hasta el final, me cuesta decidir porque diariamente me faltan motivos lo único que me da esa pequeña fuerza son las pocas y cortas conversaciones y momentos que hay entre tu y yo guardados en un recuerdo dentro del corazón.   

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía