Así que aquí me encuentro rodeada de paredes, sentada en mi silla, escribiendo sin sentido mientras mi imaginación fluye por mi mente sin más. Creando una y mil historias que no se donde acabarán porque ni si quiera les encuentro un principio. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía