Ahora dicen que al final todo acaba bien y que si no es así es que no es final. Me gustaría creerlo así pero por más que lo intente nunca llego a pensar que todo va a acabar bien porque no todo en la vida es de un color, si no que hay varios y por mucho que intentemos hace el bien, nos podemos equivocar muy fácilmente.
No todo acaba siempre como queremos, muchas veces nos toca aceptar lo malo con orgullo y soportarlo, salir hacia adelante con ánimos para poder continuar improvisando con la vida, que para mi todo tiene sus pros y sus contras, que no sabes que día te puedes sorprender más y cual de ellos te pueden decepcionar más que nunca, todo es impredecible, no sabemos que pasará mañana pero bien recordamos todo lo que paso ayer, nos pasamos la vida planeando nuestro futuro perfecto, ¿ perfecto ? , lo siento pero perfecto no hay nada.

A todos nos encanta la felicidad y a la vez los mismos odiamos la tristeza, nos gusta sonreír y expresar felicidad y evitamos el llorar, aunque tampoco está de más llorar de risa de vez en cuando, a veces no se pueden evitar tales lágrimas, a día de hoy he comprendido que cada una de las lágrimas son significado de sentimiento, dolor, culpa, impotencia, remordimiento, amor, amistad, rencor... Yo por ejemplo soy de esas personas que cuando sienten expresan, que cuando todo va bien sonríe como nunca y cada vez más y cuando me duele y toca parte de mi corazón lloro, son cosas que no puedo evitar, incluso cuando escribo y expongo mis pensamientos aquí hay veces que no las puedo evitar o escuchando canciones, cada uno tenemos nuestra debilidad supongo.    
  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía