Ya solo me queda esperar que el tiempo pase y que el destino se digne a destinarme. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía