Ya no me importa lo que digan por ahí, que piensen lo que se inventen. Yo tengo claro quien vale y quien no, y quien cuando estuve muriendo sufrió. Tengo el dolor, tengo el calor y tengo también el frio. He visto engañarme aquel en quien más confío. Yo se que me parto yo solo, yo solo sé que me atrevo con todo, cruzo los dedo y me amor de fuerza y valor.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía