Y la moraleja de la historia es que a chico le gusta chica, y que la forma en que acabará está aún por contar. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía