Y así seguimos, dando vandazos, yo hacia delante tú hacia otro lado, sin darnos cuenta nos separamos y en el camino nos juntamos y cuando piensas que ya ha pasado aquí te pillo aquí te mato, siempre jugando, siempre olvidando y es que nunca lo aceptamos. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía