Si hay un corazón destrozado, afróntalo y sostente, conoce tu nombre y sigue tu propio camino. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía