Que si que también soy de esas, de las que se enamoran de un gilipollas, y que por mucho que la dañen sigue dando oportunidades, soy de las que perdona errores imperdonables, de las que lo ven pero no quieren aceptarlo o de las que lo tienen delante de sus ojos y no se dan cuenta. Soy de las que se complican por cualquier cosa y le da vueltas hasta solucionarlo, de las que siguen confiando aunque cada día la estén olvidando, de las que a pesar de todo aun sabiendo que no vale la pena sigue, de las que escucha lo que dice la gente pero piensa diferente a ellos aun sabiendo que tienen razón, de las que se engañan para no ver la realidad, de las que se ilusionan con palabras y luego la destrozan con hechos, de las que creen en una mirada de ojos sincero mientras se la clavan por la espalda, de las que no se esconden porque no tiene miedo, de las que buscan cara a cara mientras le dan la espalda constantemente, de las que prefieren esperar mientras pasan los trenes por delante, de las que se hacen la tonta aun sabiéndolo todo, de las que se ríen pero no olvidan el dolor… 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía