Que no, que no quiero volver a sentir ese intenso sentimiento hacia ti. El tiempo me ha dado fuerza para seguir y ahora que lo he conseguido no quiero retroceder. El pasar por tu lado y no ponerme nerviosa, el si no te veo pues nada otro día será, el evitar cada abrazo que me hacía y me hace sentirte cerca en un pequeño instante, como si se parara el tiempo en milésimas de segundo para nosotros, ahora que ya esos besos se esfumaron y aunque los eche de menos es mejor mantenerlos lejos, esas largas conversaciones con nuestras tonterías que por ella han llegado a su final, esa amistad que teníamos de ayudarnos mutuamente de la cual cada día queda menos, esas simples miradas que iban a parar al suelo cada vez que nos veíamos ya se quedan en si te veo giro la cara como si nada... 
Todo eso, esos pequeños y grandes detalles que me llenaban hace un tiempo y me hacían sonreír más de lo normal desaparecerán por ambas parte, porque esconderse no tiene ni pies ni cabeza así que propongamos un olvido...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía