Ojalá pudiese odiarte, ojalá fuera tan fácil olvidarte, ojalá que tengas suerte, ojalá no duela tanto no verte y los días me hagan mucho más fuerte. 

Si no estás todo pierde su sentido. Si no estás ya no encuentro motivo para continuar y me siento tan perdido. Si no estás acaricio tú recuerdo sin querer y deseo que el destino te vuelva a traer y ya no puedas marcharte, no vuelvas a marcharte.  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía