Dame el tiempo que no te haga falta y prometo invertirlo en caricias en tu espalda. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía