Yo no quiero que esto acabe, porque los pocos momentos que estoy con él, compensan los celos, los enfados, los días sin vernos. Puede que no sea lo normal en mi, puede que todo haya pasado demasiado rápido, puede que yo haya cambiado desde que estoy con él, puede que la palabra siempre suene demasiado fuerte... pero ¿ y que mas da ? si cuando estoy con él se me cae el mundo encima y se me pone esa estúpida sonrisa en la cara que siempre acaba siendo acompañada por un te quiero. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía