Y todo queda en nada, y nada es mucho más de lo que tu me puedes dar. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía