Y cuando nada y cuando nadie ya te ofende es el momento en el que verdaderamente eres tú por lo que eres y mirándote te quieres. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía