Quizás el amor verdadero sea una decisión, la decisión de jugártela por alguien, de entregarte a alguien sin pensar, si te va a corresponder o si te va a hacer o si te va a hacer daño o si es el amor de tú vida. Quizás el amor no es algo que te ocurre, quizá sea algo que tú escoges. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía