No tienes por que avergonzarte por tus locuras, pues depende de como tomes estas divagantes palabras en las que digo que esta relación es un drama escénico. Vaya desastres que hay aquí.  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía