-Mírame cuando te hablo, tú crees que me estás mirando a mi, pero soy yo quien ve a través de ti. Veo la sangre en tus ojos ( sufrimiento ), veo el amor disfrazado ( engaño), veo el amor escondido en tú orgullo, veo que no estás satisfecho y no veo a nadie más solo me veo a mi mismo en él...espejo colgado en la pared, aquí estamos otra vez, a través de mis triunfos y mis fracasos tu has sido mi único amigo, tú me dijiste que ellos podía entender el hombre que ahora soy, entonces ¿ porque estamos aquí hablándonos el uno al otro ?    

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía