Hoy le voy a dedicar un pequeño espacio a una personita a la que conozco verdaderamente desde hace poco, unos meses, pero que en tan poco tiempo ya forma parte de mi vida, de mi día a día. Y aunque nos conozcamos de poco y no estemos todos los días juntas ya hemos vivido nuestros momentos de alegrías y los que nos quedan por vivir, momentos que merecen la pena recordar, tanto los partiditos de nuestro querido barça con el vecino ;), como nuestros sinsentidos de conversaciones del tuenti o nuestros comentarios con infinidades de letras de canciones, o simplemente el vernos cada día en el instituto y darnos un abrazo y hablar de tonterías y más...


Solo me queda darte las gracias por todo, por acordarte tanto de mi y hacerme este pequeño detalle que me ha encantado, vales mucho y pocas personas son capaces de demostrar que están ahí siempre cosa que tú haces y eso lo valoro mucho en una amistad. Gracias.
Te quiero.      

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía