Estoy perdido por tus ojos negros, por esa boca que me tiene muerto. En tu cara veo el cielo y en tú cuerpo mis deseos. A tú lado todo se me olvida, yo respiro porque tú respiras.  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía