Escucha los mensajes que te dicta el corazón, que cuando tiene la razón te golpea y gira. Despierta, que nunca es tarde para abrir alguna puerta si al otro lado puedes encontrar la solución, al menos inténtalo, el que no arriesga reinventa. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía