Y nos miramos de frente y me besó de repente, mirándola a los ojos comprendí que ella es para mi, es mi futuro y mi presente. Vivimos un mundo donde no importa la gente. Solo somos ella y yo amándonos, los dos amándonos felices por siempre.  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía