Y al final todo el mundo tiene lo que se merece. Por mucho que te ataquen tú sigue. Empezaste con una vida soñada, teniendo tú casa, tu hija, tú marido, trabajo. Todo lo que siempre habías imaginado. Pero... llegó el momento en que todo cambió, no se sabe ni el motivo ni el como, pero de repente tu vida se vio en una pesadilla que no tenía fin. Al principio no lo podías creer y diste un último voto de confianza pero todo eso cambió cuando te levantó la mano por segunda, tercera, cuarta vez... A partir de ahí decidiste tomar una determinación, viviste en lugares distintos, siempre buscando lo mejor para ti pero sobre todo para tú hija. 
Al ver que el infierno no acababa decidiste ser más lista que él y ponerle las cartas sobre la mesa y hacerle ver que nosotras también valemos y no nos merecemos nada eso. Está claro que debías haber denunciado antes cuando tuviste la oportunidad, pero tú fuiste distinta, diferente, con valor, fuerza y valentía conseguiste lo que querías, no matarlo a él si no ser feliz.
Hoy he visto esta película " nunca más " quizá no sea la mejor película del mundo pero muestra hechos bastante reales que pasan actualmente. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía