A veces hay que olvidarse de quien creías que eras y aceptar quien eres de verdad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía