No se porque siento que me tengo que esconder, que me toca disimular para dejar de escuchar lo que todo el mundo dice, es posible que no lo haya hecho bien desde un principio, que me haya lanzando a la piscina sin agua, que haya jugado con fuego y ahora me toca quemarme, que por arriesgar puede que pierda más... todo eso son posibilidades subjetivas.
Ahora toca determinar, simplemente olvidar.    

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía