A contracorriente. 
Ya no puedo luchar por lo que quiero, cada día está más lejos y me veo más incapaz de llegar, quizá es hora de hacer como algunos olvidar y empezar a odiar. Aunque nunca lograré las dos, el olvidarte es posible pero sería incapaz de odiar algo que he querido tanto. Simplemente " dejarte perder, dejarme vencer " quizá sea lo mejor no lo se, pero me gustaría probar y saber si me he equivocado en todo este tiempo o no... He ido al revés de todo y todos por ti, porque veía y sigo viendo una pequeña cosita distinta que me gusta mucho, pero poco a poco el dolor va ganando terreno, las miradas se van perdiendo cada vez más abajo, las caricias desaparecen dejan de existir y lo especial que veía, bueno mejor dicho lo especial que hacías sentirme se va esfumando como si nada, y lo peor es que no puedo evitarlo y si puedo no se como ni si debo... Intento no perder fuerzas pero las llevo arrastrando y quieras o no alguna cae en el camino. Intento no perder la esperanza por las imposibilidades la debilitan. Intento controlar el instante pero es más rápido que yo. Intento volver al principio pero el final es más fuerte. Intento sentirme como antes pero me gana la impotencia. Intento no perder mi sonrisa delante de ti para que no te des cuenta de nada lo que pasa, pero hay veces que necesito esconderme porque me cuesta hasta sonreír. Intento intento y más intento pero la mayoría de estos intentos se quedan en nada, en un simple pensamiento y una cara triste.
  
    

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía