Tu y yo, arena y mar, el frío y el calor. Sin embargo te he llegado a amar y he caído en tú trampa de amor. 
Dime si eres capaz de caminar, que dejas peligro allá donde vas, una lista de amores que te persigue, voy a ser el primero en decirte la verdad, por mucho que te quiera se muy bien de tú boca y de lo que sueltas por ella, ahora mírame y verás que soy diferente a los demás. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía