Te dije que era difícil pero no es imposible y lo conseguirás poco a poco... Se me hace raro que no lo notes ahora, será porque tampoco importaba tanto, quizás no te das cuenta o porque eres como dice la gente, una persona más del montón. No se porque estoy así, ni porque me sorprendo, en cuanto te fallan una vez te vuelven a fallar dos y empieza la desconfianza, las dudas, los lamentos, las lágrimas, el mundo bajo los pies... y todo lo de siempre. 
[...]
Tengo momentos en los que me gustaría mandarlo todo a la mierda, desaparecer y cambiar para crecer un poco más y ver esto como una simple historia más de la que se puede aprender, pero en cambio tengo otros en los que no consigo levantar la cabeza y me hundo yo sola en el silencio sin más, pensando en el porque y simplemente son cosas incontrolables que no tienen ni pies ni cabeza que ocurren en el instante cuando empiezas a dejarte llevar, ocurren en el momento que te descuidas sin querer y llegas demasiado lejos...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía