Solo una vez es casi nada, solo una vez enamorada, solo una vez me prometí creer y no diría nada desde que pueda amanecer. Solo una vez y yo no quiero, solo una vez pisando el suelo, solo una vez busqué todo el valor para este amor que ya no sabe hablarme de los dos. 
Y ahora pienso solo en tú mirada, es un ángel que no dice nada y ya no quiere recordar. Solo canto cuando estoy contigo, dando vueltas sin saber que digo y ya no puedo respirar. 
Y ahora ven, mírame y cuéntame que nunca me has cuidado, que me has dado razones de verdad. Y ahora ven, bésame y no me digas nada pues no quiero que te vayas y me vuelvas a olvidar. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía