Porque llorar y reír por separado... si se puede llorar de risa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía