Nunca pensé quererte así, obsesionada te pedía para mi, no pregunté solo te di lo que tenía y fue así que entendí  que no podía hacer más que dejarte, he decidido empezar a olvidarte... 
Y desesperada hoy sigo buscando lentamente tu mirada espera un segundo y así congelada me voy convenciendo que entre tu y yo no había nada.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía