No hay nada imposible, porque los sueños de ayer son las esperanzas de hoy y pueden convertirse en la realidad de mañana. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía