La persona ideal llega, tarde o temprano, a lo mejor ya está ahí, pero todavía no es tiempo de darse cuenta. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía