Hoy pienso que hubiese pasado, si aquel día en vez de decir si, mi respuesta hubiese sido lo contrario, no. A veces me lamento por lo pasado, pienso que me equivoqué, y que quizá debí pensar en su día lo que me importaba y lo que quería realmente. Ahora se lo que significa la frase  “no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes” yo no llegué a tenerte nunca pero por simple estupidez mía, por no querer verte te dejé escapar.
No hay día que no me acuerde de mi error. Parece que te desee hasta con más ganas y ansias que antes, pero al perecer no hay nada que hacer, ya te has olvidado de mi. Esperé demasiado y ahora tienes a otra…    
Se que a veces uno se equivoca, ahora haría lo que fuera por volver un instante al pasado para cambiar las piezas de lugar y averiguar como sería todo si tú estuvieses a mi lado.  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía