Tu crees que eres la sombra de tú propia sombra, tú crees que eres la lluvia que chispea y agobia, piensa que tú vales más que esta historia y no te veas sola, sola, sola. 
Y en tu corazón no hay calor ni frío, es como un dolor o un escalofrío, y está tu propia alma crees que es tú enemigo y es lo que vive contigo. Son de amores, amores que matan, amores que ríen, amores que lloran, amores que amargan, son de amores, amores que engañan, amores que agobian, amores que juegan amores que faltan. Dejarte de llorar y piensa que algún día un niño te dará, toda una fantasía, eso y mucho más, porque tú no estás loca, loca, loca. Deja de llorar y sécate esas lagrimillas de cristal, que el tiempo volverá seguro a rescatar toda esa fantasía fantasía. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía