No hay nada que pensar, lo tienes ahí delante, nadie te impide ya disfrutar del instante. Sé que alguien te ha podido herir y sé que aquello era importante pero ahora que has llegado aquí, ahora no puedes derrumbarte. Ahora va a amanecer el sol que brillará dentro de ti, pues vas a concederte el don de disfrutar y ser feliz. La vida puede acabar hoy pero eso no nos va impedir caminar siempre hacia delante.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía