Todo este dinero no puede comprarme una máquina del tiempo, no puedo reemplazarte ni por un millón de anillos. Debí haberte dicho lo que significabas para mi porque ahora estoy pagando el precio.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía