No buscaba nada, caminaba sin pensar pero cuando vi tú cara no me puede alejar. No me lo esperaba y no supe reaccionar, no encontraba las palabras ni un momento para hablar. 
Y tú mirada me corta la respiración, me quema el alma y me acelera el corazón, pierdo el control... 
Tengo todo para arriesgar siento que no puedo esperar, llévame en tus sueños y no me dejes hasta el final. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía